Los principales cambios del Código Penal en materia antiterrorista


Se ha realizado una modificación del Código Penal en materia antiterrorista y hoy queremos resumir las claves que nos llevarán a entender el cambio:

delitos que se comenten en internet

A partir de ahora existe una nueva definición de terrorismo, que se considera la comisión de cualquier delito grave contra la vida o la integridad física, la libertad, la integridad moral, la libertad e indemnidad sexuales o el patrimonio, entre otros, cuando se lleve a cabo con la finalidad de subvertir el orden constitucional o el funcionamiento de las instituciones o estructuras del Estado, de desestabilizar gravemente el funcionamiento de una organización internacional o de provocar un estado de terror en la población o en una parte de ella. También se castigarán como terrorismo algunos delitos informáticos cuando tengan esa finalidad.

Una de las modificaciones más importantes es la inclusión de la prisión permanente revisable si hay muertos, siempre que un acto de estas características provoque la muerte de una persona. Así, se impondrá la prisión permanente revisable. Existen otros supuestos como los secuestros, en los que la prisión será de 20 a 25 años (antes de 20 a 30) y de 15 a 20 años si se produjese como consecuencia un aborto o lesiones. También se contempla un agravante de la pena si la víctima es un funcionario de prisiones, de forma que se le equipara a un agente policial o un militar.

Se contempla además la prisión de 2 a 5 años a quien reciba adiestramiento militar o de combate o desarrollo de armas o artefactos explosivos destinados a la comisión de un delito. También quien con tal finalidad acceda a servicios de comunicación en línea o contenidos a través de la red que sean propicios a incitar a la incorporación a un grupo terrorista o colaborar con sus pretensiones.

También se impone una pena de prisión de 5 a 10 años para quien financie o comercialice con bienes que acaban en manos de una organización terrorista. Además, si se llegan a emplear para un acto terrorista, quien los ha facilitado será considerado coautor.

En esta reforma también se castiga el enaltecimiento o justificación del terrorismo, los actos de descrédito, menosprecio o humillación a las víctimas. Se considerará un agravante que el delito se cometa a través de Internet o mediante el uso de tecnologías de la información.

Además, el juez podrá ordenar la retirada de los contenidos o servicios ilícito y ordenar a los responsables de los servidores que retiren los contenidos y a los buscadores que supriman enlaces que apunten a ellos. Esta medida tendrá que ser siempre proporcional a la gravedad del delito.

Al condenado por uno o más delitos de terrorismo se le impondrá la libertad vigilada de 5 a 10 años, y de 1 a 5 años si la pena fuera menos grave.


Consulta con Abogados especialistas
De forma rápida y segura
Rellene el formulario, le enviaremos la respuesta y solucionará su problema


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *