Diez meses de prisión para la joven que denunció una falsa violación


En los últimos días hemos hablado de un caso de alto impacto social, el de la joven que denunció una falsa violación supuestamente ocurrida en la feria de Málaga el 17 de agosto. La joven denunció ante la Policía Local que cinco jóvenes que no conocía se le acercaron cuando salió de trabajar en uno de los puestos de la Feria y la agredieron sexualmente grabándola con un teléfono móvil. La chica incluso identificó a los presuntos autores, dos de ellos menores, contando varios detalles del rol que desempeñó cada uno en este acto.

delitos que se comenten en internet

Los cinco jóvenes fueron detenidos por los agentes el mismo día, y cuando se les tomó declaración los investigadores empezaron a desconfiar.  Durante esta investigación fueron muchos los testigos que declararon que la joven no salió de trabajar cuando dijo en la declaración, sino varias horas antes y que estuvo toda la noche con los supuestos agresores. Además, se ha aportado el vídeo que no dejaba lugar a dudas de que el acto sexual había sido consentido. Ahora la denunciante ha confesado que la denuncia fue falsa, y ha sido condenada a 10 meses de prisión acusada de cinco delitos de denuncia falsa, sentencia que fue acatada por la joven y su defensa. En este caso el vídeo fue clave para determinar que las relaciones fueron consentidas, aunque grabar esta clase de actos y difundirlos es un delito muy grave penado y castigado por la ley.

Una situación parecida se dio hace unos días en Monforte de Lemos, Lugo, cuando una joven denunció otra agresión sexual en la que también la habían grabado. En su declaración, el supuesto agresor dice que la relación también fue consentida, aunque en este caso el vídeo no lo deja tan claro. En él se puede ver a la chica en clara situación de embriaguez tumbada en el suelo mientras un chico le practica sexo oral. También se puede ver a los chicos que lo graban, incluso uno de ellos muestra su cara al final del vídeo. Precisamente el supuesto agresor y el chico que se muestra al final de la grabación fueron los detenidos en relación a este caso, aunque ambos afirman que las relaciones también fueron consentidas y que pese a la mala situación en la que parece que la chica está al terminar el acto se levantó y se fue andando. Aunque la investigación todavía está en curso, podría tratarse de otro caso de denuncia falsa.

Según apuntan algunos investigadores, las denuncias falsas pueden estar propiciadas por el deseo de que los vídeos no se difundan, aunque esto de por sí ya constituye un delito. Acusar a alguien de violación es un hecho muy grave que podría afectar a las víctimas de una forma clara.


Consulta con Abogados especialistas
De forma rápida y segura
Rellene el formulario, le enviaremos la respuesta y solucionará su problema


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *