Ahorrar o Invertir: He ahí el Dilema


Mientras las lumbreras de la economía hablan de inflación, deflación e incluso de una estanflación mundial de los mercados; de una posible recesión en ciernes por la superproducción de capitales; de devaluar o no monedas nacionales para estabilizar balances en el  mercado financiero local; y otra cantidad de cosas envueltas en una jerga retórica llena de tecnicismos; el ciudadano promedio se debate casi existencialmente en temas parecidos, a escala doméstica, sobre si es aconsejable ahorrar o por el contrario, invertir.

Estos antónimos tienen cada uno sus características bien marcadas, pero que, tienen la finalidad de blindar el capital personal de cada persona.

En el caso del ahorro se busca primordialmente salvaguardar el dinero ya existente, mediante instrumentos bancarios como libretas de ahorro, plazos fijos, entre otros. En sí, el ahorro es un capital adquirido para no ser consumido. Por ejemplo, en la actualidad podemos hallar una serie de países que se distinguen por poseer tasas de ahorros altas. Ahí está Francia, el país galo, que es conocida por un acentuado hábito ahorrativo de su población, alcanzando el 20% de su Producto interno bruto (PIB). Así mismo, China es una de las grandes economías mundiales cuya tasa de ahorro es una de las más altas del mundo, sino la más alta. Es decir, que su población tiene un buen “colchón” para hacer frente a cualquier contingencia económica.

ahorro-consejos

 

Pero, como el ahorro no significa invertir, ello ocasiona efecto en nivel macroeconómico; como en el caso de China que se ha visto obligada a crear incentivos para el consumo en la población.

En cambio, invertir supone consumir, adquirir, arriesgarse con el objetivo de incrementar el capital abonado; o sea, maximizar el capital. Para ello, las personas cuentan desde bonos del estado, hasta inmuebles. Ello no quiere decir que deba contar con cuantiosas cantidades de capitales para poder invertir. En nuestra economía que se caracteriza por ser principalmente de bienes y servicios, cualquier persona podría comprar algún bien que sea demandado, desde electrodomésticos hasta equipos de línea blanca.

En la actualidad, la mejor forma de empezar a administrar su dinero es hacer un balance personal, analizando su capacidad de endeudamiento y las fluctuaciones de la economía local en que se halla. Pero, siempre, teniendo en cuenta que de haber una inflación alta lo mejor sería invertir esperando el efecto revalorizador de su inversión, para obtener ganancias a corto o mediano plazo.

Sin embargo, la respuesta a la pregunta de qué es mejor, si invertir o ahorrar, la tiene en un 50% cada persona, puesto, que son ellos los que saben, quizá mejor que nadie, sobre su real poder adquisitivo.


Consulta con Abogados especialistas
De forma rápida y segura
Rellene el formulario, le enviaremos la respuesta y solucionará su problema


Abogados especialistas en Delitos

Abogados especializados en Internet y Nuevas Tecnologías.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *