Despido improcedente de un trabajador que navegaba por Internet en horario laboral


El despido de un trabajador, que dedicaba su horario laboral a navegar por internet, fue declarado improcedente por defectos en la carta de despido.

 

A pesar de que pueda parecer que hay circunstancias de peso para despedir a un trabajador, sin embargo, la empresa debe estar muy atenta a los requisitos necesarios para proceder correctamente a su despido, pues de lo contrario pueden encontrarse con que éste sea declarado improcedente por los Tribunales. Veamos un ejemplo de ello.

Los jefes de un trabajador empleado, en calidad de administrativo, en la industria del metal sospechaban que dedicaba la mayor parte de sus horas de trabajo a navegar por internet con fines particulares, algo que ya le habían advertido sus superiores que estaba totalmente prohibido.

 

abogado penalista

Para demostrar los hechos y proceder, en consecuencia, a despedir al trabajador, un responsable de la empresa requirió a un informático para que, en presencia del representante de los trabajadores, instalase un software destinado a controlar lo que aquél hacía en internet.

 

Dejaron pasar once días, tras los cuales revisaron los datos recabados por el programa que habían instalado. Así se cercioraron de que el trabajador se pasaba las horas consultando cosas en internet, por lo que procedieron a entregarle carta de despido. Si bien es verdad que la conducta del sujeto no era merecedora de encomio, también lo es que, como ahora veremos, la carta de despido que le presentaron adolecía de ciertos defectos de fondo.

 

La primera sentencia que resolvió sobre el particular fue dictada por el Juzgado de lo Social nº 1 de Vigo, sentencia que fue ratificada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia después del recurso que contra la misma presentó la empresa. La segunda sentencia -que fue, como decimos, reiterativa de la primera-, dispuso, en palabras de la Magistrada Dña. María Antonia Rey Eibe, que el despido debía ser declarado improcedente. En caso de este tipo de situaciones, tanto para empresas como trabajadores, es recomendable estar asesorado por Abogados especialistas en Derecho Laboral.

 

Aunque la empresa se había preocupado por recabar pruebas que le permitieran sostener el despido, sin embargo, no habían concretado con la precisión suficiente en la carta de despido los motivos exactos en los que lo fundamentaban. Además de mencionar el hecho de que el trabajador había accedido durante once días a múltiples páginas webs, tendrían que haber relacionado algunas de éstas.

Por otra parte, y en consonancia con lo anterior, el hecho de que el trabajador hubiera visitado con asiduidad la página de la Agencia Tributaria podría estar relacionado, incluso, con su labor como contable. No lo quedaba, en definitiva, a la empresa otro remedio que readmitirlo -con abono de los salarios devengados durante la tramitación del procedimiento- o indemnizarle con la cantidad marcada por la ley para los nueve años que llevaba trabajando para ellos.


Consulta con Abogados especialistas
De forma rápida y segura
Rellene el formulario, le enviaremos la respuesta y solucionará su problema


Abogados especialistas en Delitos

Abogados especializados en Internet y Nuevas Tecnologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *