Detenciones por publicar en Internet datos personales ofertando servicios sexuales como venganza


Una mujer se venga en Internet de su amiga ofertando sus servicios sexuales. La detenida publicó en una web un anuncio con el teléfono y fotografía de la víctima, que recibió numerosas llamadas y mensajes

La Guardia Civil detuvo a una mujer de 32 años de edad que presuntamente, para vengarse de una amiga, la difamó a través de internet al publicar un anuncio en el que se ofertaban sus servicios sexuales, para lo que utilizó la fotografía que usaba la víctima en su perfil de la aplicación whatsapp.

Se le imputa un supuesto delito de injurias y contra la intimidad a través de internet.

La investigación se inició a raíz de la denuncia de la afectada, que comunicó a los agentes del instituto armado la existencia de un anuncio de contactos publicado en internet en el que figuraba su fotografía y sus datos personales, en el que se ofrecían sus servicios sexuales.

Este tipo de delitos contra el honor puede conllevar multas de 6 a 14 meses, aparte de la correspondiente reclamación de responsabilidad civil por parte de la persona ofendida.

Este tipo de hechos se produce con determinada frecuencia, ya que la Guardia Civil del Puesto Principal de Utrera ha detenido a un hombre de 19 años y lo ha acusado de un presunto delito contra la integridad moral por publicar los datos de contacto de un amigo en Internet, ofreciendo supuestos servicios sexuales, lo que le produjo un daño en su imagen personal.

delitos que se comenten en internet

Los hechos se conocieron cuando un joven interpuso una denuncia en el cuartel alegando que estaba recibiendo llamadas anónimas y mensajes de texto en el que se le solicitaban servicios de tipo sexual. El denunciante no tenía ni idea de dónde provenían esas llamadas, ya que él no había publicado sus datos personales en ningún sitio, o al menos no recordaba haberlo hecho. Además, cuando se le preguntó si podría haber sido una tercera persona la que publicó el contenido, el joven declaró que lo desconocía.

En ese momento, los agentes iniciaron una investigación que finalmente determinó que su nombre y su número de teléfono aparecían en una conocida web de contactos, por lo que los agentes del área de Investigación de la Guardia Civil comenzaron a realizar gestiones para aclarar los hechos y encontrar al supuesto culpable. Tras las pesquisas se determinó que el causante fue un compañero de instituto del denunciante, que supuestamente introdujo la identidad y los datos de la víctima en esta web.

Tras identificar al supuesto culpable, la Guardia Civil lo citó para tomarle declaración sobre los hechos, y él mismo reconoció que era el culpable de estos actos, admitiendo que se arrepentía de haberlo hecho. Ahora, se enfrenta a un delito contra la integridad moral, algo a lo que todos estamos expuestos y que está castigado en nuestro país.

Es importante que si detectamos algún movimiento sospechoso con nuestros datos personales acudamos cuanto antes a las autoridades para que se inicie una investigación al respecto y se pueda encontrar al culpable. Recordemos que son actos que pueden causarnos un perjuicio y un daño a nuestra imagen personal. Además, podremos solicitar el borrado de la información para evitar que nuestra imagen se manche aún más.


Consulta con Abogados especialistas
De forma rápida y segura
Rellene el formulario, le enviaremos la respuesta y solucionará su problema


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *