Cómo evitar la suplantación de identidad en internet


El delito de suplantación de identidad tiene lugar en internet cuando una persona se hace pasar por otra tomando y utilizando sin el consentimiento de ésta datos personales como su nombre e incluso fotografías.

Los fines son múltiples y variados: cometer todo tipo de fraudes, insultos, injurias y calumnias, ciberacoso, extorsión, phishing, etcétera cuyas penas dependerán de los hechos en sí mismos pero que en cualquier caso, se encuentra recogido en el Código Penal español por lo que, en caso de ser conscientes de ello, debemos acudir a las fuerzas y cuerpos de seguridad para presentar la correspondiente denuncia.

Pero para evitar ser víctimas de un delito de suplantación de identidad en internet también podemos, y debemos, poner en marcha toda una serie de medidas preventivas. No no la panacea, ni evitarán al cien por cien los riesgos, pero sí que los reducirán de manera muy notable.

redes-sociales

 

Algunas de las principales medidas para evitar la suplantación de nuestra identidad en la red son:

  • Antes de aceptar cualquier tipo de servicio, debemos leer al detalles sus términos y condiciones con el fin de saber dónde se almacenan nuestros datos, con quien podrían ser compartidos o las medidas de seguridad implementadas para protegerlos.
  • Antes de facilitar datos personales y bancarios para contratar cualquier servicio, efectuar cualquier compra en la red o abrir cualquier perfil social, asegúrate que tu información se va a transmitir de forma segura y cifrada. Esto es muy fácil de saber porque la URL comenzará por “https://”.
  • Por supuesto, verifica la legitimidad de la empresa accediendo a ella desde otra ventana del navegador y buscando información en la propia red.
  • Recuerda que todo aquello que compartes en internet constituye tu huella digital, es decir, algo así como tu vida reflejada en internet. Por tanto, debes ser prudente a la hora de compartir cierto tipo de contenidos, especialmente imágenes que te podrían comprometer y que podrían ser utilizadas por ciberdelincuentes para dañar tu imagen, hacerte chantaje, etcétera.
  • ¡Cuidado con las redes WiFi a las que te conectas! En la actualidad prácticamente cualquier tienda, cafetería, centro comercial, etcétera ofrece conexión WiFi a sus clientes pero, ¿son seguras estas redes? En la mayoría de los casos no, de tal forma que a través de ella, cualquier ciberdelincuente podría accedes a tu dispositivo robando tus datos personales, de acceso a redes sociales, mensajes, números de teléfono, direcciones de correo, datos bancarios y de tarjetas de crédito y débito, y el incluso tomando el control del terminal.
  • Nunca respondas a correos electrónicos en los que se te solita cualquier tipo de dato personal, número PIN, datos de acceso, etcétera. Ningún banco ni empresa en general te va a solicitar jamás este tipo de información pero si tienes dudas, cierra ese correo y accede al servicio de forma independiente a través de una nueva ventana en tu navegador.
  • En aquellas redes sociales donde compartas información personal, como Facebook, asegúrate de incluir como amigos a quienes realmente lo son, personas que conoces, o empresas reales y seguras, pero no a cualquiera que lo solicite y del cual desconoces sus intenciones. Por otro lado, procura configurar la visibilidad de tu perfil sólo para aquellas personas incluidas como amigos o contactos, no dejes tu perfil abierto a cualquiera.
  • Y para el final dejamos la norma más básica y elemental de todas: utiliza contraseñas seguras. Por favor, no cometas el error de utilizar como password tu fecha de nacimiento, ni secuencias sencillas como “123456” ni nada relativo a tu información personal. Este tipo de contraseñas son extremadamente débiles y fáciles de descubrir por cualquier programa utilizado para ello. Nuestro consejo: que tu contraseña incluya números, letras mayúsculas, letras minúsculas y, si el servicio lo permite, también algún símbolo como asteriscos, una barra inclinada, guión, etcétera.

Como ves, todas las medidas para prevenir la suplantación de identidad en internet tienen un denominador común, la desconfianza; desconfía y aplica siempre tu sentido común a la hora de utilizar la red de redes, y así evitará situaciones, cuanto menos, incómodas.


Consulta con Abogados especialistas
De forma rápida y segura
Rellene el formulario, le enviaremos la respuesta y solucionará su problema


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *