Admitida una querella por expresiones denigrantes en un foro de internet


Por orden de la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Madrid, el Juzgado de Instrucción número 38 deberá admitir a trámite una querella contra el autor de unas expresiones de carácter “injurioso y absolutamente innecesario” vertidas en un foro de internet de forma anónima.

La querella, presentada por el usuario ofendido, fue en principio desestimada por el doble motivo de desconocerse la identidad del acusado y no poderse recurrir a la investigación tecnológica por tratarse de un delito no grave y cuya pena sería inferior a los cinco años de cárcel ya que, además, el juez de instancia había considerado que las palabras emitidas no constituían delito alguno de calumnias sino, como mucho, una falta por injurias.

amenazas internet

Considerando que esta interpretación de la ley impediría por tanto la investigación tecnológica de otros delitos tampoco tipificados como graves como pudieran ser las amenazas o la producción venta y/o difusión de material pornográfico por internet, los magistrados de la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Madrid conminan al Juzgado de Instrucción número 38 a admitir a trámite dicha querella.

La razón fundamental de esta decisión tomada por la Audiencia Provincial de Madrid radica en la publicidad y difusión de las expresiones, es decir, al producirse éstas en un medio de comunicación social, su difusión es mayor y más rápida por lo que el daño causado también es mayor alcanzando una nivel de gravedad imposible de minimizar.

Los magistrados concluyen además en su fallo que los efectos negativos de este tipo de conductas pueden también despertar un sentimiento de impunidad en la sociedad en caso de haberse “establecido injustificadas trabas legales o judiciales al esclarecimiento y persecución penal de estos comportamientos” de tal forma que un derecho constitucional como lo es el derecho al honor quedaría totalmente desprotegido cuando expresiones de este tipo se producen a través de cualquier medio de comunicación social y/o electrónico.

En base a todo ello, la Audiencia Provincial de Madrid considera totalmente legítima la investigación tecnológica encaminada a la identificación de un usuario cuya identidad se esconde tras un “nickname” ya que los hechos recogidos en la querella responden a lo que la Ley 25/2007 entiende como “delitos graves”.


Consulta con Abogados especialistas
De forma rápida y segura
Rellene el formulario, le enviaremos la respuesta y solucionará su problema


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *