Los fraudes telefónicos más comunes


Las estafas o fraudes telefónicos persiguen lucrarse principalmente a causa del bolsillo de las víctimas. Existen distintas modalidades que interesa conocer para evitar ser defraudo por estos delincuentes. 
 
 
fraudes llamadas telefónicas
 
 
Facua-Consumidores en Acción acaba de denunciar un fraudes telefónico a través de un 905. El nuevo engaño consiste en dejar llamadas perdidas de forma masiva desde un número de tarificación especial como es el caso de los 905, para después cobrar hasta 3 euros a cada usuario que conteste. La organización aconseja a los afectados que reclamen a su compañía telefónica la anulación del cargo de dichas llamadas y la devolución de su coste. En estos casos es necesario que el estafado dirija un escrito a su operadora y presente una denuncia ante la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones. 
 
 
 
 
El uso de los 905 también es común para comunicar que el usuario ha recibido un premio falso. En primer lugar, se envía un sms informando al afortunado de su suerte y se le indica que para saber todos los detalles debe realizar dicha llamada. 
Este número se usa también para el timo del amigo invisible. En este caso, el usuario recibe un mensaje de texto o de voz en su móvil diciendo que se trata de una persona que desea conocerle o que es su amigo pero que quiere darle una sorpresa. Para desvelar el misterio deberá marcar un 905. En algunas personas la curiosidad es tan fuerte que al final acaban picando.
 
 
 
 
 
Otro de los fraudes telefónicos más comunes es el vinculado a ofertas de trabajo. Normalmente se trata de ofertas poco realistas que ofrecen ganar mucho dinero por poco, pero para ampliar “los detalles” hay que llamar a un teléfono de tarificación especial. 
 
 
Del mismo modo es frecuente realizar llamadas haciéndose pasar por organismos oficiales o por ONGs. En estos casos lo que se busca es obtener datos personales, en concreto, el número de la cuenta bancaria o el de la tarjeta de crédito, para después cometer el fraude. 
 
 
Otro engaño bastante peligroso es aquel en el que un falso técnico de nuestra operadora telefónica se pone en contacto con nosotros con la excusa de estar verificando nuestras instalaciones. Entonces nos solicita la marcación de dos dígitos, seguidos de un asterisco y un número de nueve cifras más almohadilla. Lo que estaremos haciendo en realidad es activar un código que permite realizar llamadas a cargo de nuestra línea, pero este engaño sólo lo descubriremos cuando veamos la factura.

Consulta con Abogados especialistas
De forma rápida y segura
Rellene el formulario, le enviaremos la respuesta y solucionará su problema


Abogados especialistas en Delitos

Abogados especializados en Internet y Nuevas Tecnologías.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *