Denuncia una estafa cometida por falsos operarios de Microsoft


Una mujer de Vizcaina de 55 años ha sido víctima de una estafa de 1.000 euros cometida por unos hombres que se hicieron pasar por operarios de Microsoft con motivo del arreglo de un ordenador.

 

 

fraudes-llamadas

 

 

Los falsos operarios llamaron a casa de la víctima para comunicarle que su ordenador había sido víctima de un ataque masivo y que en dos horas sufriría un colapso. La llamada se desarrolló en inglés, y los supuestos operarios le dieron unas directrices para subsanar el problema.

 

 

“Se hicieron con el mando de mi ordenador y comenzaron a andar en la seguridad. Así, me mostraron más de 50.000 virus que había en su interior”, explica a DEIA la víctima.

 

 

“Ellos andaban en el control de seguridad, pasaban de una pestaña a otra en busca del error”,.“Tras un rato de conversación, me dijeron que el gran problema es que el certificado que tenía mi ordenador no era compatible con Microsoft Vista”. Mientras le explicaban el problema, lo ilustraban a través del control remoto del equipo. Después, le recomendaron adquirir un nuevo certificado, dándole cuatro opciones a escoger: uno de un año, otro para tres, otro para cinco y otro de por vida. El último era el más caro, pero la víctima pensó que compensaba pagar los 38 euros si su ordenador iba a estar protegido para siempre. “Al principio dudé porque un ordenador no vale para toda la vida, pero me aseguraron que el certificado sí y opté por esta opción para que el ordenador no me diese más problemas”.

 

 

“Cuando dije que quería comprar el certificado para toda la vida me dijeron que la pantalla del ordenador se me pondría en negro para que ellos no pudieran ver el número de cuenta de mi tarjeta de crédito”. La víctima comenzó a introducir los datos de la tarjeta y a continuación le mandaron insertar un código enviado a su teléfono móvil, aunque no resultó tan sencillo. “Estaba venga a meter códigos pero no me daba tiempo. Me decían que estaba haciendo algo mal y que como tardaba mucho la página web expiraba”. “Llegó un momento en que ni me fijaba en los costes que me iban a cargar. Me metían prisa, presión, y lo único que hacía era meter el código lo más rápido posible”. Tras seis intentos los estafadores cambiaron de forma de actuar. “Algo estás haciendo mal. Vamos a cambiar de táctica. Lo mejor es que ingreses tú misma el dinero en Western Union”, le dijeron a la víctima.

“De repente, se cortó la llamada y ellos me escribieron una nota en el ordenador para decirme que colgase el teléfono porque no me había dado cuenta de que había dejado el del piso de arriba descolgado”. Rápidamente, la víctima decidió dar aviso a la Ertzaintza y bloquear todas sus tarjetas de crédito. Además, llevó todos los papeles del banco y los puso en manos de la Ertzaintza para que dé con los presuntos autores del hecho. Así, las investigaciones se podrán iniciar lo antes posible para dar con los autores del intento de estafa.


Consulta con Abogados especialistas
De forma rápida y segura
Rellene el formulario, le enviaremos la respuesta y solucionará su problema


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *