¿Es delito publicar en Internet un vídeo sexual de tu ex novia o novio?


Por supuesto, especialmente si se hace sin su consentimiento comprometiendo con ello su vida personal.

El Código Penal castiga la “divulgación de grabaciones o imágenes íntimas, aunque se hayan obtenido con el consentimiento de la víctima”.

Este tipo de delito se castiga con pena de cárcel si existen antecedentes o dependiendo de la gravedad. De lo contrario, el juez dictará una sentencia económica por los daños ocasionados a la víctima.

Grabaciones con permiso y publicación sin permiso

La persona que difunde, revela o cede imágenes o grabaciones a terceros de alguien sin su consentimiento, está atentando gravemente contra la intimidad personal de la persona afectada.

El art. 197.4bis, determina que para que exista delito, las grabaciones deben de haber sido recogidas con consentimiento, aunque para uso personal y en privado. Esto quiere decir que, la grabación no debe haberse llevado a cabo bajo la mirada de terceros. Si la grabación se ha consentido con el fin de ser protegida y no divulgada, por lo que la persona desea proteger su intimidad, y posteriormente éstas se publican sin su permiso, se está dañando seriamente su imagen, su intimidad y la repercusión en su vida personal.

El delito también lo cometen las personas que compartan las grabaciones, no solo el que lo publica por primera vez.

Artículo 197 del Código Penal

En el Capítulo Primero “del descubrimiento y revelación de secretos”, el art. 197 recoge lo siguiente:

El que, para descubrir los secretos o vulnerar la intimidad de otro, sin su consentimiento, se apodere de sus papeles, cartas, mensajes de correo electrónico o cualesquiera otros documentos o efectos personales, intercepte sus telecomunicaciones o utilice artificios técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o de la imagen, o de cualquier otra señal de comunicación, será castigado con las penas de prisión de uno a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses.

__

Se impondrá la pena de prisión de dos a cinco años si se difunden, revelan o ceden a terceros los datos o hechos descubiertos o las imágenes captadas a que se refieren los números anteriores.

__

Será castigado con una pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a doce meses el que, sin autorización de la persona afectada, difunda, revele o ceda a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales de aquélla que hubiera obtenido con su anuencia en un domicilio o en cualquier otro lugar fuera del alcance de la mirada de terceros, cuando la divulgación menoscabe gravemente la intimidad personal de esa persona.


Consulta con Abogados especialistas
De forma rápida y segura
Rellene el formulario, le enviaremos la respuesta y solucionará su problema


Abogados especialistas en Delitos

Abogados especializados en Internet y Nuevas Tecnologías.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *