Delitos relativos a la propiedad intelectual: plagio, reproducción, distribución de una obra


La última reforma sobre los delitos relativos a la propiedad intelectual (artículos 270 y 271 del Código Penal) establece cambios importantes en este régimen. Se han añadido conductas que pueden suponer un delito sobre la propiedad intelectual y los castigos a fin de evitar estos delitos.

 

 

Castigos impuestos por el Código Penal

Según el art. 270, el que, con ánimo de lucro y dañando a un tercero, plagie, reproduzca, comunique públicamente o distribuya parte o toda la obra literaria, científica o artística, lo transforme, lo interprete o lo ejecute a través de cualquier tipo de medio y sin autorización del titular, será castigado con cárcel de 6 meses a 2 años además de una multa de entre 12 y 24 meses.

Se castigará con la misma pena a aquel que, reúna o exporte ejemplares de obras o producciones de forma intencionada y con el fin de lucrarse sin la autorización del titular.

El que manipule y neutralice cualquier dispositivo protegido para poner en circulación su contenido, también será castigado con la misma pena.

En el art. 271 se establece la pena de cárcel de 1 a 4 años y multa de 12 a 24 meses, además de inhabilitar al autor de los hechos, de su profesión vinculada al delito si los hechos suponen especial gravedad contra el titular.

Si el autor del delito forma parte de una asociación u organización, independientemente de si es transitorio y cuyo fin ha sido el desarrollo de actividades infractoras de los derechos de la propiedad intelectual.

 

 

Será castigado también aquel que manipule a menores de 18 años para llevar a cabo estos delitos.

La propiedad intelectual de una obra artística, científica o literaria se constituye de derechos de carácter patrimonial y personal. Éstos le atribuyen al autor todo el derecho y la disposición exclusivos sin otras limitaciones que las que se establecen por la ley. El Código Penal puede castigar todas las conductas que, con la intención de beneficiarse o actuando de manera intencionada, atenta contra el patrimonio y sus derechos de la propiedad intelectual.

Cualquier creación obtenida de la mente humana forma parte de la propiedad intelectual, sin embargo, la legislación no garantiza el beneficio exclusivo de las obras intelectuales a los autores de las creaciones, sino solamente algunas maneras de producción intelectual recogidas de la legislación.

Su delimitación de lo que supone una propiedad intelectual dependerá de las legislaciones y se somete a una continua renovación.


Consulta con Abogados especialistas
De forma rápida y segura
Rellene el formulario, le enviaremos la respuesta y solucionará su problema


Abogados especialistas en Delitos

Abogados especializados en Internet y Nuevas Tecnologías.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *