La usurpación de identidad, un delito penal


Uno de los múltiples delitos que recoge el Código Penal español es el delito de usurpación de identidad del que se podrían derivar incluso penas de cárcel ya que su gravedad varía en función de la identidad usurpada.

¿Qué es el delito de usurpación de identidad?

Usurpar la identidad consiste en apropiarse de la identidad de otra persona haciéndose pasar por ésta mediante la utilización de documentos de carácter público, ya sean originales o falsificados, que corresponden a la persona cuya identidad ha sido usurpada.

justicia-juicio7

Este amplio delito viene tipificado en el actual Código Penal como tal a través de una serie de artículos en su parte final dedicados a las falsedades que incluyen situaciones tan variadas como la utilización del Documento Nacional de Identidad de otra persona, la usurpación del estado civil, hacerse pasar por cualquier autoridad o funcionario público o el intrusismo profesional entre otros.

El objetivo fundamental de que la legislación española recoja situaciones como las antes citadas considerándolas un delito radica en el interés, y necesidad, de que todo ciudadano actúe tanto en su vida ordinaria como jurídica, como sí mismo, utilizando los datos personales que le son propios, y únicos, evitando así acciones escondidas bajo el anonimato o la ocultación de identidad y que podrían ser constitutivas de otros delitos de una importancia y gravedad incluso mayores.

¿Qué situaciones están afectadas por el delito de usurpación de identidad?

Las situaciones constitutivas del delito de usurpación de identidad, tal y como antes adelantábamos, son muy diversas. Veamos algunos ejemplos.

Hacerse pasar por una autoridad o funcionario público supone, además de usurpación de identidad, la usurpación de determinadas funciones públicas para las que sólo éstos están autorizados como las facultades de retener y/o detener a una persona, efectuar registros, instar a la identificación de terceros o portar armas de fuego entre otras. Por todo ello nos encontramos ante una situación especialmente grave castigada con entre uno y tres años de cárcel.

Internet Concept

El uso de un documento auténtico de otra persona también es delito de usurpación de identidad por el cual quien lo comete se está haciendo pasar por quien no es. En el caso del DNI, incluso es considerado como delito de falsificación de documento público aún cuando dicha falsedad radica en su uso y no en el documento en sí mismo.

Algo similar ocurre con la usurpación del estado civil pues éste concede capacidades jurídicas de actuar diferentes. Por ejemplo, el uso del carné de conducir de otra persona por parte de quien carece de él supone no sólo apropiarse de una identidad que le es ajena, sino también de una autorización administrativa para la que no está habilitado.

No menos grave es fingir que se posee la cualificación exigida para el ejercicio de una actividad profesional determinada; es lo que se denomina intrusismo profesional, que también estima la situación en la que se hace creer a otros que se ejerce una profesión para la que no ha sido autorizado, y que se eleva a delito de usurpación de identidad cuando para ello se hace uso de datos de una tercera persona.


Consulta con Abogados especialistas
De forma rápida y segura
Rellene el formulario, le enviaremos la respuesta y solucionará su problema


También te podría gustar...

1 respuesta

  1. German dice:

    Se ha cometido un delito en Internet. El caso es que hace un mes descubrí que están usando mi nombre para desprestigiarme. Publicaron en internet videos pornograficos con mi nombre y ademas especifican mi profesión y localidad con solo poner mi nombre en el buscador google se encuentra en las paginas pornograficas denigrandome y eso me hace sentir mal. Quiero que se pongan en contacto para ver cómo denunciar. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *