Las estafas por internet no dejan de crecer


Durante el pasado año de 2014, las estafas bancarias a través de internet han experimentado un notable crecimiento y ello a pesar de los continuos avisos y advertencias que, tanto desde los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado como desde las propias entidades bancarias, asociaciones de consumidores  o el Ministerio, se realizan de forma continuada.

Efectivamente, durante el año 2014 las estafas por internet no han ido si no en aumento. Hablamos en concreto de estafas bancarias es decir, aquellas derivadas de compras en sitios web no seguros cuyo pago se efectúa mediante tarjeta de crédito o débito y que, posteriormente, se saldan sin la recepción del producto y, en ocasiones, con una pérdida monetaria superior al valor del producto o servicio erróneamente adquirido.

justicia-juicio7

Un buen ejemplo del incremento de delitos bancarios a través de internet lo constituye la región de Catalunya Central integrada por las comarcas de Bages, Osona, Anoia, Berguedà y Solsonès donde estos delitos y faltas, en función de la cuantía estafada, han experimentado un aumento del 213 por ciento.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el comisario de la región policial central Sergi Pla, tras conocerse los últimos datos estadísticos. Un aspecto que no deja de ser sorprendente y que el propio comisario ha remarcado es que, contrariamente a lo que se podría pensar, los más afectados por estas estafas no son las personas de mayor edad si no los varones con edades comprendidas entre los 30 y los 40 años, situación ésta probablemente derivada del mayor uso que éstos hacen de la red de redes.

tarjeta bancaria

A pesar de los datos, Pla también ha señalado que este aumento es debido en parte a que, desde un tiempo a esta parte, las entidades bancarias exigen que el usuario-cliente presente una denuncia ante los  Mossos d’Esquadra como condición para efectuar el abono del dinero estafado.

Por ello, desde la policía y otras organizaciones se insiste en la necesidad imprescindible de tomar medidas de precaución para evitar que copien nuestros datos y seamos estafados tales como realizar compras sólo en sitios web de total confianza, no atender ofertas poco creíbles, utilizar contraseñas lo más complejas posible o emplear tarjetas de recarga que ya ofrecen la mayoría de bancos para, en caso de ser engañados, que la cuantía se reduzca al mínimo.


Consulta con Abogados especialistas
De forma rápida y segura
Rellene el formulario, le enviaremos la respuesta y solucionará su problema


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *